Médico consultado:

Dr. Santiago Córdova

Ginecólogo

 

Planificar un embarazo es un derecho adquirido por las mujeres a partir del 18 de agosto de 1960, cuando sale al mercado la píldora anticonceptiva, explica el ginecólogo Dr. Santiago Córdova, Jefe de Ginecología y Obstetricia en el Hospital Metropolitano. “Aproximadamente 250 millones de mujeres toman la píldora todos los días. Es un método seguro y confiable”, explica. Actualmente en el mercado existen una variedad de métodos anticonceptivos: desde inyecciones, implantes, diafragma, condón, entre otros.

Anticonceptivos: una decisión personal

Es importante definir qué busca una mujer, o una pareja, a la hora de elegir uno: la mejor prevención de embarazos, que sea más fácil de usar, ayuda con los periodos, ayuda a prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS), requiere un médico y, con menos hormonas o sin hormonas. Por supuesto, también se debe tomar en cuenta la salud de la mujer, su edad, frecuencia de la actividad sexual, la pareja sexual y el deseo, o no, de tener hijos en el futuro. “La pareja ideal es la asociación de condón y píldora, porque con el condón no me pasan una infección y con la píldora no me embarazo”, agrega el Dr. Córdova.

Te puede interesar: Información sobre métodos anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos pueden ser hormonales o no hormonales, transitorios o definitivos.

Los anticonceptivos anovulatorios bloquean la ovulación. “Si una mujer no ovula, no se embaraza”, explica el Dr. Córdova. “Hacen que el moco cervical se espese y que los espermatozoides no puedan atravesar de una manera adecuada el cuello del útero. Por otro lado, los dispositivos intrauterinos hacen que el endometrio tenga una reacción inflamación severa por la presencia del cobre, de la plata, del oro, y por eso los espermatozoides no pueden entrar a la cavidad uterina, y se mueren. Hay muchísimos mecanismos que son bioquímicos, físicos y hormonales para los cuales se ha investigado tanto para lograr que los anticonceptivos actuales y modernos sean eficientes”, agrega.

Te puede interesar: Métodos anticonceptivos

Para el Dr. Córdova un gran mito alrededor de los anticonceptivos es que provocan esterilidad. “No es que la planificación familiar te deja estéril, te deja estéril una muy mala manera de vivir tu sexualidad sin control, sin cuidado, sin responsabilidad”, agrega.

Cuenta que en su consulta muchas mujeres quieren saber cuándo deben dejar de tomar anticonceptivos para buscar un embarazo. “Le digo señora o señorita, tienes un concepto errado. No estás tomando un tóxico. Tóxico es cuando te metes hierba, alcohol, eso es un tóxico. El anticonceptivo no es un tóxico”, señala, y agrega que una mujer puede quedarse embarazada al día siguiente de haber dejado las píldoras, por ejemplo. “Está tan enraizado el concepto de que tienes que descansar 3 meses, 6 meses, que tienes que desintoxicar tu cuerpo. Si tú te olvidas de tomar más de 2 días las pastillas anticonceptivas te embarazas, lo que quiere decir que el efecto de la píldora dura 48 horas”, explica.

Por otro lado, los métodos no hormonales y no reversibles son procedimientos quirúrgicos voluntarios: implante esterilizador, ligadura de trompas y vasectomía (para hombres). Estos procedimientos son permanentes, por lo que deben realizarse cuando las personas están seguras de no querer tener hijos.

“Sin duda la pastilla anticonceptiva se convirtió en una verdadera revolución del siglo XX. No hay medicamento más importante en el siglo XX que la pastilla anticonceptiva. El impacto social de la píldora es único porque permite que a partir de los años 60 que una mujer pueda controlar su vida”, indica el Dr. Córdova. “De la píldora original han pasado muchísimos elementos estudiados para encontrar ahora un arsenal enorme de anticonceptivos, pero el mundo científico sigue debiéndonos el anticonceptivo masculino que no existe. Solo se ha investigado los anticonceptivos en las mujeres”, agrega.

La píldora del día después

La píldora del día después es un método para prevenir el embarazo de emergencia, después de que una mujer tuvo relaciones sexuales sin protección o si el anticonceptivo falló.

Es importante resaltar que es un anticonceptivo de respaldo, por lo que no debe utilizarse como un anticonceptivo primario. Principalmente, actúan retrasando o evitando la ovulación. Sin embargo, una mujer puede sentir efectos secundarios después de utilizar esta pastilla, como náuseas o vómitos, mareos, fatiga, dolor de cabeza, sensibilidad en la mamas, entre otros.

Te puede interesar: Píldora del día después

“La píldora del día después no es abortiva ya que inhibe la ovulación”, explica el Dr. Córdova.“La píldora del día después no es perfecta y hay un 15% de mujeres que se embarazan aún cuando la hayan tomado”, detalla. Además, no ofrece protección contra las enfermedades de transmisión sexual.

Para el Dr. Santiago Córdova, la planificación familiar debe ser la manera de definir si una mujer queda o no embarazada. “Que una mujer se embarace cuando tenga el deseo de hacerlo, cuando tenga una madurez física, espiritual, emocional, económica”, concluye.

Doctorisy

About Doctorisy